Anfitriones pioneros: Cómo crearon 10 años de primeras experiencias en Airbnb

Conforme Airbnb ha crecido y se ha expandido en su primera década, los anfitriones han sido tan innovadores como cálidos, continuamente pensando en formas de satisfacer a los huéspedes y darles un rango siempre creciente de alojamientos para elegir.

Desde sofá camas hasta casa del árbol en islas privadas, han sido 10 años de primeras experiencias para Airbnb. Contactamos a algunos pioneros que fueron de los primeros en registrar distintos tipos de alojamientos y que ahora ya son comunes en Airbnb.

La primera casa entera

Para la fotógrafa Sara France, todo comenzó cuando fue contratada para realizar una serie de foto retratos de jóvenes emprendedores. Uno de ellos fue el cofundador de Airbnb, Joe Gebbia. Lo conoció en su departamento de San Francisco, que también fue el primer Airbnb. Empezaron a platicar.

“Él acababa de empezar Airbnb, y me mandó el vínculo para ver su nuevo sitio”, dice Sara. “Me ENCANTÓ la idea. Siempre he disfrutado tener invitados y conocer gente nueva. Era joven y también amaba la idea de cerrar el cuarto cuando lo necesitara y no tener un roomate de tiempo completo”.

Más adelante, Sara pasó de registrar un cuarto en su casa a ser la primera en poner toda su casa como alojamiento. Ambos arreglos le permitían conocer a la gente que se quedaba en su casa.

“Cuando solía rentar un solo cuarto, pude conocer mejor a varios huéspedes que se quedaban más tiempo y era increíble,” dice Sara. “Desde que registramos la casa entera me ha encantado recibir sus notas e historias acerca de su estadía”.

Una década más tarde, ella tiene una hija de 3 años y se dedica a ser anfitriona de más familias en su casa en San Diego, ahora registrada como “Large Craftsmen w/ yard ~ Perfect for families.” (Grande y artesanal con patio- perfecta para familias)

La mayor bendición es ver que los hijos de nuestros huéspedes disfrutan del cuarto y de los juguetes de nuestra hija. Saber que hacemos que su viaje sea un poco más fácil, especialmente conociendo lo difícil que puede ser viajar con un hijo pequeño, hace que todo sea gratificante.

Anfitriona Sara France

Ha construido la casa a prueba de niños y la tiene llena de baberos, juguetes para el baño, una sillita alta, cambiador, cuna, monitor para bebé y “tantos juguetes que los niños no saben ni qué hacer” .

Los huéspedes se vuelven parte de la familia en cierta forma. Inspirada por su trabajo como fotógrafa, Sara deja una cámara Polaroid para que sus invitados tomen notas y fotos para el libro de visitas. Algunos han salido a cenar con ella o se han quedado durante semanas, casi como roomates temporales. Una vez, la abuela de Sara estaba de visita y había un huésped con “el perro más dulce, llamado Cash.”

“Mi abuela todavía tiene enmarcada en su casa la foto con Cash y nuestros perros”, dice Sara. “En verdad es una comunidad, y no podría estar más bendecida por el millón de historias de amabilidad, consideración y generosidad.”

Ha habido muchas otras primeras veces en la primera década de Airbnb. Algunas experiencias sobresalientes que siguen activas en Airbnb hoy en día son:

El primer alojamiento único en su tipo

Algunos de los alojamientos únicos de Airbnb se han vuelto tan legendarios que han inspirados las salas de juntas de las oficinas de Airbnb en todo el mundo. El Domo con forma de hongo en Aptos, California, en las afueras de Santa Cruz, fue el primero, entrando a Airbnb en julio del 2009. Desde entonces, Kitty Mrache y su loft de domo geodésico, con un deck y tragaluces rodeado de árboles, han amasado más de 1,100 comentarios.

He conocido a mucha gente maravillosa de todo el mundo que nunca hubiese conocido de no ser por esta oportunidad que tengo con Airbnb. Algunos de nuestros huéspedes, especialmente los europeos, nunca antes han visto un colibrí, y aquí pueden verlos de cerca, a tan solo unos metros de distancia mientras los colibríes revolotean por ahí.

Anfitriona Kitty Mrache

Es tan popular que hasta sus propios hijos tienen que reservar para pasar la noche.

El primer Open Home

Cuando el huracán Sandy azotó Nueva York, algunos residentes tuvieron que evacuar sus casas y muchos no pudieron regresar por días o por más tiempo. Shell Martínez decidió hacer algo al respecto. Entró a su anuncio en Airbnb para su loft en Brooklyn y  lo registró como gratuito para quienes lo necesitaran. Eso desencadenó que más de 1,400 anfitriones de Airbnb hicieran lo mismo, abriendo sus casas a aquellos afectados por la tormenta.

“A veces la gente no está tan conectada en Nueva York, y te puedes sentir aislado”, dijo. Invitar a evacuados llevó a la comunidad a su casa. Ella todavía trata de crear ese sentido de comunidad, con un brunch dominical que une a amigos e invitados.

Desde el 2012, más de 11,000 personas de 52 países han ayudado a miles de personas desplazadas, de primeros auxilios y refugiados que buscan albergue provisional por medio de nuestro programa Open Homes.

La primera habitación compartida

Los cuartos compartidos son el origen de Airbnb. Brian Chesky y Joe Gebbia empezaron Airbnb hace una década  inflando tres colchones en la sala de su departamento sobre la calle Rausch en San Francisco. Hoy, los cuartos compartidos siguen siendo una excelente opción para viajeros con presupuestos apretados, y para aquellos que buscan una experiencia de viaje más social. Uno de los cuartos compartidos más duraderos todavía disponible para reservar en Airbnb es el departamento de Ami Greener en el vecindario Adams Morgan de Washington D.C. Él incluye sábanas limpias, café y desayuno, y claro, acceso total a la cocina y un tour por el vecindario o consejos acerca de la vida nocturna local.

La primera habitación privada

También en Washington D.C, Heather Pupavac registró el primer cuarto privado en una casa en Airbnb en diciembre del 2008. El cuarto de invitados en su casa estilo victoriana en el vecindario de Eckington todavía viene con una cama tamaño queen, acceso al baño y lavadora/secadora adyacente, sábanas limpias y una variedad de libros y guías.

La primera isla privada

Para aquellos que prefieren un poco más de espacio que en un cuarto compartido o hasta privado, Jack Solomon registró una isla privada en febrero del 2010. El retiro de 5 acres en el medio de un lago 20 millas afuera de Hartford, Connecticut, incluye cinco cabañas y una casa principal que suman 19 habitaciones en total. Cada casa tiene su propio muelle, cubierta con vista al lago y bote de remos.

Hoy en día hay más de 1,400 islas privadas disponibles para reservar en Airbnb.

El primer Hotel Boutique entero

Todavía hay nuevas primeras veces, aun después de una década. A principios de este año, The Little Albion Guest House en Sídney, Australia, se convirtió en el primer hotel disponible para ser reservado como un solo anuncio en Airbnb. La lujosa y nueva casa de huéspedes con 35 cuartos está anidada en Surry Hills, el  moderno suburbio de Sídney.

Little Albion Guest House es el sueño de todo amante del diseño, presumiendo interiores impecables, acabados personalizados y una colección de arte envidiable diseñada y elaborada por los hoteleros mismos.

Little Albion Guest House fue desarrollada con la misma atención al detalle con la que una persona crearía su propia casa soñada. Queríamos responder las necesidades de los huéspedes actuales, que buscan “un hogar lejos de la casa” al viajar y que quieren la autenticidad de un B&B local y al mismo tiempo servicios y comodidades de un hotel boutique de clase mundial, además de la facilidad de reservar a través de Airbnb.

Paul Fischmann, Fundador y CEO the 8Hotels

La página Centro de prensa de Airbnb está dirigida a la prensa. Todos los alojamientos a los que hace referencia Centro de prensa de Airbnb están destinados exclusivamente a inspirar e ilustrar. Airbnb no recomienda ni promociona anuncios específicos o cualquier otro tipo de espacios a través de la plataforma.

Recibe todas las novedades y los anuncios de la Sala de Prensa de Airbnb en tu inbox.

Recibirás correos electrónicos de la Sala de prensa de Airbnb y admites que tu información personal sea procesada de acuerdo con la Política de privacidad de Airbnb. Podrás dejar de recibirlos en cualquier momento a través del enlace para darte de baja que aparece en cada correo electrónico.

Si quieres cambiar el idioma y la región de este newsletter, despliega el menú de idiomas y establece tus preferencias antes de enviar el formulario.

Gracias por suscribirte!

Se produjo un error al confirmar tu suscripción. Por favor, vuelve a intentarlo.