Novedades sobre la comunidad de anfitriones en Airbnb en Barcelona

Conclusiones Clave

  • El último año ha cambiado la manera en que vivimos, trabajamos y viajamos.
Barcelona

Conclusiones Clave

  • El último año ha cambiado la manera en que vivimos, trabajamos y viajamos.

El último año ha cambiado la manera en que vivimos, trabajamos y viajamos. Debido a la pandemia, las personas han estado más aisladas y solas que nunca, pero el deseo básico humano de conectar ha perdurado. A medida que la situación sanitaria mejore, los viajes empezarán a volver, pero serán diferentes. La gente viajará a lugares cercanos, con la expectativa de vivir experiencias significativas compartidas con los amigos y la familia, lejos del centro de las ciudades, con menor densidad y en alojamientos individuales.

Como ciudad próspera, en Barcelona el ‘home sharing’ ha sido reconocido por los muchos beneficios que genera tanto para viajeros como anfitriones. La comunidad de anfitriones que comparten un espacio en su propio hogar en Barcelona es amplia y diversa, y el impacto de su actividad es relevante, tanto para el sustento de todos estos anfitriones y como para economía local de la ciudad, porque: 

  • Ofrecen opciones asequibles a los viajeros que necesitan alojarse por períodos cortos  no solo para unas vacaciones o una estancia corta, sino también para períodos más largos, como estancias médicas, estudios, traslados laborales o desplazamientos por trabajos que se prolongan por días en la ciudad (como una asistencia a una feria, un encargo de un proyecto en la ciudad, etc.).
  • Los beneficios económicos de los viajeros que llegan a través de Airbnb se extienden más allá de las zonas turísticas, a menudo saturadas, llegando a  lugares que los propios anfitriones recomiendan. En 2019, los huéspedes que se alojaron en Barcelona a través de Airbnb gastaron casi la mitad de su presupuesto del viaje en el barrio en el que se alojaban. Las recomendaciones de los anfitriones fueron seguidas por el 90% de los huéspedes*, y el gasto agregado en negocios y pequeños comercios de la ciudad por parte de esos viajeros en 2019 ascendió a casi 860 millones de euros. Alrededor del 65% de este gasto fue a parar al comercio local (restaurantes, bares, tiendas de alimentación y compras), y más del 45% se hizo en el barrio o zona en la que se alojaban.
  • En un contexto de crisis económica, compartir el hogar permite a muchos barceloneses ganar un dinero extra Un anfitrión se queda con 97 céntimos de cada euro que cobra por su habitación, a la vez que aporta ingresos a las arcas públicas a través de los impuestos.

Desde que se creó Airbnb, miles de familias han compartido habitaciones en sus hogares a través de Airbnb en Barcelona, ayudándoles a llegar a fin de mes. Para estos anfitriones, el impacto de los ingresos adicionales conseguidos ha sido real**:

  • El 70% afirma que el dinero que han ganado alquilando su espacio a través de Airbnb les ha permitido seguir viviendo en su hogar.
  • El 30% afirma que han evitado el desahucio o la ejecución hipotecaria gracias al dinero conseguido.
  • Compartir el hogar aporta el 35% de los ingresos familiares de los anfitriones.
  • El 30% de los anfitriones en Barcelona son familias con niños.
  • El 53% de los anfitriones son mujeres. Además, las mujeres son especialmente relevantes entre los anfitriones de habitaciones privadas. Los anfitriones de habitaciones privadas son los que más dependen de la fuente de ingresos adicionales que supone compartir el hogar, especialmente en barrios como Horta, el Clot, El Coll, Gràcia, Sarrià, El Carmel o Sant Martí, donde el porcentaje de mujeres anfitrionas supera al de los hombres en más de 10 puntos.

Airbnb está comprometido a apoyar el turismo sostenible en Barcelona a través de una estrecha colaboración con el Ayuntamiento, y que exista una regulación clara y efectiva que funcione para todos. En los últimos años, Airbnb ha lanzado una serie de iniciativas que apoyan a la comunidad y economía locales, y está trabajando en más medidas efectivas para estos anfitriones, si finalmente pueden seguir compartiendo sus espacios. Entre las medidas se incluyen:

  1. Registro de habitaciones en casas particulares (llars compartides) y compartir  información con el Ayuntamiento

Desde junio de 2018, cuando la normativa así lo requiere, cada nuevo anuncio en Cataluña que se anuncia en la plataforma de Airbnb debe mostrar el número de registro. Gracias a la comunicación y acción constante por parte de Airbnb, 9 de cada 10 anuncios de casa entera en la plataforma en Cataluña han pasado por este proceso. 

Airbnb apoya la implementación en Barcelona de un registro efectivo para las habitaciones. Igual que ya hace con los anuncios de alojamientos enteros en la plataforma, cualquier habitación ofrecida por días que no mostrase un número de registro se bloquearía para no poder aceptar estancias de menos de 31 días a través de la plataforma. Airbnb seguirá compartiendo información sobre anuncios en Barcelona con el Ayuntamiento, tal y como Airbnb hace desde 2018. Esto permitirá que las habitaciones puedan compartirse de manera segura, transparente y en cumplimiento de un marco regulatorio justo.

  1. Tolerancia cero contra los malos actores

A lo largo de los años, Airbnb ha identificado y tomado medidas contra un pequeño número de personas que no cumplen las reglas.

i) Eliminación de anuncios ilegales

Desde 2018, Airbnb ha compartido información sobre los anfitriones en la plataforma, ayudando a las autoridades a hacer cumplir la ley. En ese tiempo, Airbnb ha eliminado miles de anuncios que el Ayuntamiento investigó y confirmó que la actividad que proporcionaban era ilegal.

ii) Asegurar que la información compartida es precisa: Desde enero de 2021, Airbnb exige que todos los nuevos anuncios en Barcelona proporcionen una dirección verificada antes de publicar el nuevo anuncio. Actualmente no es posible activar ningún anuncio en Barcelona sin completar un protocolo de verificación de dirección postal. Si la comunidad de anfitriones en Airbnb puede seguir anunciado habitaciones en sus hogares en Barcelona, Airbnb seguirá incluyendo a las habitaciones en este protocolo de  verificación de dirección obligatoria.

El protocolo de verificación ayuda a las autoridades de la ciudad en sus tareas de inspección y aplicación de ley. La ciudad puede estar segura de que los datos que Airbnb aporta son precisos, y de que los anuncios que se han eliminado previamente por incumplimiento de las reglas no pueden anunciarse de nuevo por parte del mismo perfil de anfitrión.

iii) Proteger la disponibilidad de vivienda

Airbnb comparte la preocupación de la ciudad sobre la falta de vivienda asequible en el centro de la ciudad. Por ello, se han tomado medidas para eliminar los anuncios de casa entera que no respetan la ley, y así seguirá siendo. Compartir el propio hogar no resta vivienda a los residentes de la ciudad, puesto que estos apartamentos y casas son ya el hogar de los anfitriones.

iv) Facilitar que los anfitriones registren a sus huéspedes

Registrar a los viajeros ante las autoridades es una parte vital de la gestión del alojamiento turístico.

La creación de la figura de los ‘hogares compartidos’ finalmente permite que los anfitriones que comparten una habitación en su hogar puedan registrar oficialmente a sus huéspedes, algo que no era posible anteriormente. Si los anfitriones de habitaciones privadas están regulados en Barcelona, Airbnb puede comprometerse a ayudar a todos los anfitriones a registrar a sus huéspedes gracias a acuerdos que empresas que faciliten que esta tarea sea fácil y segura.

v) Trabajar con las autoridades policiales

Airbnb apoya el trabajo vital de las autoridades policiales para ayudar a mantener la seguridad en Barcelona, y por ello cuenta con un equipo especialmente dedicado a responder a las peticiones de información de las autoridades de todo el mundo. Airbnb ha desarrollado y promovido un portal para peticiones legales de autoridades judiciales y policiales. Se trata de un canal optimizado y seguro que permite a las autoridades policiales enviar y rastrear solicitudes de información a Airbnb.

3) Recaudación de la tasa turística

Airbnb ha trabajado con cientos de gobiernos en acuerdos fiscales que han generado más de 2.100 millones de euros en todo el mundo en concepto de tasas turísticas y hoteleras.

Airbnb ha automatizado la recaudación de la tasa turística en lugares como Lisboa (2016), Porto, Roma, Milán, Palermo, Turín o Francia (2018), donde recauda y remite la tasa turística de 23.000 ciudades a los gobiernos locales.

Un nuevo marco regulatorio permitirá a Airbnb recaudar tasas turísticas en Barcelona y Cataluña provenientes de los anfitriones de habitaciones privadas. Airbnb estima que, solo en 2019, se podrían haber recaudado 3 millones de euros adicionales en ingresos por la tasa turística, si las habitaciones privadas estuvieran reguladas.

4) Abordar potenciales molestias a medida que se recupera el turismo

Durante 2021, a medida que regresen los viajes, Airbnb seguirá esforzándose para conseguir que compartir el hogar sea más seguro para todos: anfitriones, huéspedes y la comunidad local.

  • Airbnb lanzará un canal dedicado –disponible las 24 horas del día, 7 días a la semana- de asistencia telefónica en el idioma local.
  • Se mantendrá la prohibición de fiestas iniciada en 2020, prohibiendo las reuniones ruidosas y asegurando estancias seguras y respetuosas para los huéspedes que usan la plataforma de Airbnb, los anfitriones y sus vecinos.
  • Airbnb incentivará el uso de tecnología de detección de ruido a través de colaboraciones con terceros, con los que trabajará para detectar problemas y compartir datos con las autoridades.

Estas ideas serán el foco de la presentación de Airbnb a la consulta formal del Ayuntamiento sobre el futuro de los hogares compartidos en Barcelona.

A medida que el mundo empieza a abrirse de nuevo, la gente tiene ganas de volver a viajar, principalmente con amigos y familiares. Buscarán flexibilidad sobre cuándo, cómo y dónde quieren viajar, habrá menos viajeros visitando los mismos destinos al mismo tiempo,  y un mayor interés por lugares más rurales y menos densamente poblados. La plataforma de Airbnb se ha adaptado para responder a esta nueva demanda por parte de los huéspedes, y está comprometida a colaborar con las ciudades y regiones de todo el mundo para promover un turismo sostenible que funcione para todas las partes.

* Datos internos. El gasto por huéspedes está calculado en base a las respuestas a una encuesta a cuentas de huésped en la plataforma de Airbnb que se alojaron en Barcelona en 2019 a través de Airbnb. No se realizó ningún pago ni incentivo como contraprestación por completar la encuesta.

**  Datos internos. Datos basados en las respuestas a una encuesta realizada a cuentas de anfitriones en la plataforma de Airbnb en 2019 a través de Airbnb. No se realizó ningún pago ni incentivo como contraprestación por completar la encuesta.