An Airbnb host couple welcome three adult guests at their front porch.

Más flexibilidad en las reservas, en tiempos de incertidumbre

Desde que la Organización Mundial de la Salud anunciara la emergencia internacional por el brote de Coronavirus (COVID-19) a finales de enero, Airbnb ha estado monitorizando atentamente las noticias y directrices oficiales para apoyar a la comunidad de anfitriones, huéspedes y empleados de Airbnb en todo el mundo, priorizando su seguridad y bienestar.

Airbnb está desarrollando un conjunto de herramientas y programas para ayudar a los anfitriones y huéspedes en estos momentos de incertidumbre y responder a su necesidad de cancelar o posponer sus planes viaje o de alojar a viajeros. A día de hoy, los anfitriones de Airbnb ya ofrecen políticas de cancelación flexible o moderada en más del 60% de anuncios activos. También sabemos que millones de viajeros siguen reservando alojamiento para viajes de negocios, escapadas y otras estancias.

Estas mejoras tienen como objetivo promocionar equilibrio y mayor transparencia en la comunidad, formada por anfitriones (propietarios y emprendedores del sector de la hospitalidad). Cuando llega una crisis como la del coronavirus, sabemos que afecta tanto a los anfitriones como a los huéspedes. Los anfitriones pierden unos ingresos con los que cuentan para llegar a fin de mes. Los huéspedes pierden los ahorros de las vacaciones que tanto les ha costado ahorrar. Queremos apoyar a ambos y por ello estamos llevando a cabo una serie de acciones.

Tras la extensión de las restricciones de viaje y otros impactos, estamos introduciendo iniciativas que den mayor flexibilidad a las reservas:

  1. Recompensas a los anfitriones flexible
    Apoyaremos a los anfitriones que ofrecen reembolsos por cancelaciones que de otro modo estarían sujetas a cargos. Los anfitriones tendrán nuevas herramientas para autorizar directamente reembolsos adicionales a través de nuestra plataforma. También proporcionaremos promociones que aumenten la visibilidad de los anuncios de estos anfitriones para generar nuevas reservas. Finalmente, renunciaremos a nuestra tarifa estándar de anfitrión del 3% en nuevas reservas para estos anuncios, hasta el 1 de junio de 2020:
  2. Búsqueda fácil para los viajeros
    Los huéspedes tendrán filtros que harán que sea más fácil encontrar y reservar opciones de alojamiento que tengan la política de cancelación más adecuada (flexible, moderada o estricta), de acuerdo con sus necesidades y la perspectiva actual de COVID-19.
  3. Reembolso del 100% de la tarifa de servicio al huésped
    Para las reservas realizadas hasta el 1 de junio de 2020, si los huéspedes deben cancelar -y la cancelación no permite un reembolso de la tarifa de servicio al huésped-, Airbnb les reembolsará esa tarifa como un cupón de viaje que se puede utilizar en un viaje futuro.

Es necesario tener en cuenta que la mayoría de nuestras reservas existentes aún pueden optar a una cancelación sin penalización. Para condiciones severas e imprevistas, el resto puede ser elegible para una cancelación de “por causa de fuerza mayor”, que proporciona a los huéspedes un reembolso del 100%. Al principio del brote, ampliamos la elegibilidad para cubrir ciertas condiciones y lugares que se han visto gravemente afectados, utilizando los criterios establecidos por los gobiernos y las autoridades sanitarias. Más información en esta página de ayuda.

Si bien está claro que el Coronavirus tendrá un impacto en toda la industria de viajes y el turismo, creemos que los viajes se recuperarán a largo plazo. Es una de las industrias más grandes y resistentes del mundo. Estamos comprometidos a hacer todo lo posible para apoyar a la comunidad y las personas e instituciones con las que trabajamos de manera habitual gracias a nuestros modelo de negocio único. Esperamos compartir más detalles sobre estas herramientas y programas.