View of a plant-filled courtyard belonging to an Andalusian villa

España y el progreso en el reajuste de los viajes en Europa

Parece que los viajes están de vuelta, pero a consecuencia de la pandemia se han transformado profundamente. A principios de este año, Airbnb presentó El gran reajuste de los viajes en Europa, una serie de compromisos para garantizar que la vuelta a los viajes en Europa fuese segura, sostenible y beneficiosa, extendiendo su retorno económico a un mayor número de personas y evitando el regreso del sobreturismo como fenómeno.

Tres meses después de esta declaración de intenciones, Airbnb quiere compartir los avances realizados en colaboración con las comunidades de toda Europa con respecto a estos compromisos, y en los que España ha servido como escenario de muchos de ellos.

Apoyo a la regulación de los alquileres de corta duración

Airbnb da la bienvenida a nuevas regulaciones y por este motivo ha firmado más de 1.000 acuerdos en todo el mundo. Cada vez más acuerdos se forman con base en el Centro de Recursos para Municipios de Airbnb -una ventanilla digital única, construida exclusivamente para apoyar a las ciudades y consorcios turísticos- y a principios de 2021 se marcó el objetivo de contar con 50 gobiernos y administraciones europeas en línea con esta herramienta para finales de año.

Hasta la fecha, Airbnb ha establecido 35 acuerdos de colaboración en su Centro de Recursos para Municipios con administraciones de toda Europa, entre ellas del Reino Unido, Francia y Dinamarca, y está en conversaciones con más de 25 nuevos socios.

Además del lanzamiento de su plan integral para viajar de forma segura y responsable este verano, Airbnb también sigue aprovechando el impulso positivo que han supuesto las colaboraciones en clave constructiva iniciadas a principios de este año con los gobiernos de Francia, Grecia y los Países Bajos, que son grandes ejemplos de cómo avanzar en materia de normativa inteligente en colaboración con los gobiernos de toda Europa.

Además de estos avances, Airbnb ha seguido trabajando con otras comunidades y autoridades de toda Europa:

Lucha contra el ruido y las molestias

Airbnb se compromete con herramientas y políticas necesarias para ayudar a garantizar la seguridad de los huéspedes y proteger la calidad de vida de las comunidades frente a los impactos negativos del turismo. Una herramienta importante para sustentar este cometido es su servicio de asistencia para vecinos, que les proporciona una línea de comunicación directa con Airbnb para reportar posibles incidencias con determinados anuncios u originadas por el comportamiento de los huéspedes.

Después de su puesta en funcionamiento en España el pasado mes de mayo, el servicio de asistencia para vecinos de Airbnb se amplía ahora a países como Alemania, Austria y Suiza, lo que significa que esta herramienta ya está en marcha en 27 países de todo el mundo como Reino Unido, Francia, Italia, Países Bajos, Irlanda, República Checa y Hungría.

Airbnb se complace de cumplir estos compromisos y es consciente de que aún queda trabajo por hacer, incluso en lo que respecta a la celebración de fiestas y las reservas de alto riesgo, por lo que se compromete en las próximas fechas a anunciar nuevos avances relacionados con esta importante cuestión.

Innovación turística

De la pandemia han surgido nuevas tendencias que perdurarán y por este motivo Airbnb se está asociando con gobiernos y organizaciones de toda Europa para aprovechar los cambios en los hábitos y tendencias de viaje.

En España, la plataforma Airbnb ha anunciado recientemente el acuerdo de colaboración con Turismo Costa del Sol y el Ayuntamiento de Málaga para promover las estancias de larga duración y apoyar la tendencia de los nómadas digitales, así como un convenio de colaboración con la diputación de Pontevedra para fomentar las estancias rurales, que suponen 1 de cada 5 estancias en la región.

Además de otros acuerdos recientes como los alcanzados en Italia con los consorcios de turismo del Trentino y de los ayuntamientos de Milán y Florencia,  Airbnb también ha puesto en marcha su programa “Vive donde quieras en Airbnb”, a través del cual, una docena de participantes de entre más de 314.000 candidatos de todo el mundo compartirán sus experiencias durante 10 meses para ayudar a que las próximas actualizaciones y mejoras en la plataforma se adapten de forma óptima a la vida nómada.

Reparto de los beneficios económicos del turismo

Mientras las ciudades tratan de recuperarse de los efectos de la pandemia del COVID-19, Airbnb se ha comprometido a ayudar a restablecer rápidamente el turismo en todo el mundo.

Para entender mejor el aporte positivo de Airbnb, Oxford Economics analizó recientemente el impacto económico de su comunidad en una selección de destinos de todo el mundo. El informe señaló que, en 2019, en los 30 destinos analizados, Airbnb sostuvo más de 300.000 puestos de trabajo, incluyendo más de 100.000 empleos en la industria de la restauración, casi 95.000 en el comercio minorista, casi 50.000 en el transporte y más de 40.000 en el sector del entretenimiento. En España, el gasto de los huéspedes en Airbnb sustentó unos 12.300 puestos de trabajo en Madrid y 9.600 en Barcelona.

El análisis de Oxford Economics también reveló que, a medida que las ciudades vuelven a abrir sus puertas y acogen de nuevo a los huéspedes en Airbnb, la cantidad de actividad en la plataforma es directamente proporcional a la conservación de empleo. Según las comunidades estudiadas en todo el mundo, por término medio, por cada 1.000 huéspedes que se alojan utilizando la plataforma Airbnb que las visitan, se mantienen nueve puestos de trabajo.

Redistribución del turismo

Como resultado de la pandemia, los viajes han cambiado. El verano pasado, por ejemplo, tres veces más personas se alojaron en anuncios publicados en Airbnb de Bretaña que en París, y en el último trimestre de 2020 se alojaron más huéspedes en Sicilia que en Florencia y Venecia juntas. En España, por ejemplo, Barcelona solía ser el destino más popular para los viajeros, este verano es la Costa Blanca.

Airbnb ha firmado en el último año acuerdos con más de 100 consorcios turísticos, gobiernos y organizaciones sin ánimo de lucro para apoyar la recuperación económica local, desde Escocia hasta Sevilla. Desde entonces, Airbnb ha seguido avanzando con nuevas adhesiones en Alemania, Austria, España e Italia, y continúa trabajando con socios de toda Europa.

Airbnb se siente reconfortada por los progresos que se están realizando en colaboración con las comunidades de toda Europa para ayudar a reajustar los viajes y apoyar la recuperación sostenible después de la pandemia. La plataforma Airbnb sigue creyendo que no es inevitable que vuelvan los viejos tiempos del sobreturismo en Europa, y continuará trabajando con todas las partes implicadas en el proceso.